jueves, 5 de junio de 2008

Tengo miedo al agua del water

Hace tiempo, en una de mis clases de guión nos propusieron hablar del miedo. Yo me puse estupendo y hable de que escribia porque tenía miedo y que sin miedo, no era nada, blablabla.... En fin una sarta de soplapolleces que no convencieron a nadie. Porque de lo que tenía que haber escrito era de otra cosa, de lo que realmente me da miedo, el agua del water. Sé que suena raro, pero dentro de poco me entenderéis.

Todo surgió hace unos años. Yo me levante medio dormido de la siesta y fui a plantar un pinazo como dios manda. Me sente medio sobao en la taza y aprete con todas mis fuerzas. Y tras el chorrillo de rigor, aquello cayó a plomo, salpicando mi culito y parte de mis pelotas. Entonces pense: "Creo que lo que me ha salpicado era mi pis, luego tendré que limpiearme" Algo nada fuera de lo comun, sino fuera por el ruidillo que provenía del water, algo así como espuma de coca-cola que se disipa. Entonces caí en la cuenta. Mi madre, como todas las madres de españa, cuando había terminado de fregar, había echado la lejia del cubo en el water y ahora toda esa legía estaba recubriendo MI CULITO Y PARTE DE MIS PELOTAS!!!!!!!! Me limpié a la velocidad del rayo, pero recuerdo que pasé la peor tarde de mi vida, imaginando mis pelotillas engullidas por una especie de espumilla acida.

Fue horroroso, desde entonces cada vez que voy a cagar miro el agüilla del water, tiro de la cadena (Ya, estamos en un país propenso a la sequia, pero que quereís, eran mis pelotillas) y luego ya me puedo sentar a a cagar agusto.

Después de esta maravillosa historia escatologica, tengo que decir dos cosas: una, se habla demasiado poco de cagar (Yo sigo en mi linea)y dos, me encanta tener miedos así . O más bien, odio a la gente que tiene miedos normales. No soporto a los que dice:

Tengo miedo a meterme en aguas profunda
¿Por qué? porque no veo lo que hay debajo.

Necesito dormir con una luz. Me da miedo la oscurida ¿Por qué? porque no se ve.

Soy incapaz de ver una peli de terror
¿Por qué? porque te dan sustos cuando no te lo esperas.


Sin embargo la gente con miedos absurdos, me encanta. Aquellos que derrepente te sorpenden y te dicen: tengo miedo a los fontanero o puedes dejar de comer ese concha Codan, es que voy a tener pesadillas. Que quereis que os diga, me parece mucho más interesante que te persiga una concha Codan, a el hombre lobo.

Creo que empiezo a desvariar, así que me voy a escuchar "Hablar por hablar", pero antes os dejo mis miedos. Quien quiera que deje los suyo, siempre que sean algo originales.

Tengo miedo a: El agua del water, los payasos-magos, al cuento de caperucita y el lobo ( Nadie más se imaginaba al lobo despellejando a caperucita), a los pinballs, a los cabezudos, a la gente que habla por altavoces (rollo aeropuerto, supermercado) y a las dentaduras postizas.

Buenas noches y que dios os bendigue con una buena mujer.

6 comentarios:

guionistaconrayban dijo...

Tio, eres un genio. Estoy metido en la cama y casi tiro el portátil al suelo de la risa que me ha dado al leerte. En serio, si alguna vez alguien te dice que te dediques a otra cosa que no sea contar historias, le das una patada en los huevos de mi parte. Un abrazo

Corra dijo...

Joe, Angel. Es lo más bonito que me han dicho nunca. Sobre todo lo de la patada en los huevos... Cuando pille a Lamet y le deje sin prostata, gritaré tu nombre mientras me llevan a comisaria.

Anónimo dijo...

un lector nuevo en tu blog...
tengo miedo a los bombones de licor.

Corra dijo...

Joe, anonimo espera más de ti. Cuentanos ¿Por qué tienes miedo a los bombones de licor?

Si te sirve de consuelo, a mí no me gustan.

Anónimo dijo...

les tengo miedo...porque luego aunque me coma el bombon mas bueno de la caja...todo me sab al licor ese.Nunca te fies de un bombon con envoltorio dorado, rosa fucsia o con alguna fruta dibujada.Son de licor.

Sabio lenteja dijo...

Lo que más me gusta está en las respuestas a los comentarios, y en algun comentario propiamente dicho: Lo de la próstata de Lamet, lo de la bombonlicorfobia de anónimo...Desde luego, el relato del agua del water tiene su punto, pero es que yo padezco otra fobia: A la escatología. Quizá es porque me cagaba encima de pequeño y seguía con la plasta mucho tiempo porque me pillaba en una biblioteca pública, leyendo a Dickens, Beau Geste, Salgari, Los tres mosqueteros...y era incapaz de levantarme. Un cagón con ínfulas de intelectual, lo confieso.
¿A que no sabes quién soy, Corra, amigo?