jueves, 10 de julio de 2008

Letanía de Corrales

Suena mal eh? Letanía de Corrales... a mí me hace pensar en vampiros, misas macabras y cementerios con niebla. Pero no tiene nada que ver con eso, tiene que ver con Ramón Gómez de la Serna.

Letanía de Madrid es posiblemente, uno de mis articulos favoritos, lo escribió Don Ramón en un libro que se llama Nostalgias de Madrid ( El libro está descatalogado, pero existe una versión reducida en Catedra que se llama Descubrimiento de Madrid donde aparece el articulo. Yo tengo el original, no el que escribió de la Serna, sino el libro entero, gracias a que alguien se pateo todas las librerías de Madrid y Barna para regalármelo. Creo que nunca se lo agradeceré lo suficiente) El articulo va contando como era el Madrid de principios de siglo, utilizando la repetición de la frase: Madrid es....

Os dejo un trocito:

Madrid es tener un gabán que abriga mucho y con el que se puede ir tranquilo hasta a los entierros con relente.
Madrid es no admitir lo gótico.
Madrid es la improvisación y la tenacidad.
Madrid es quedarse alegre sin dinero y no saber cómo se pudo comprar lo que se tiene en casa.
Madrid es un lugar de pocas palmeras.
Madrid es presenciar cómo los churreros hacen los churros como si hiciesen monedas falsas, algo clandestino en la noche, pero legítimo en la mañana"


En fin una maravilla. Bueno pues fue ahí cuando descubrí las Letanías, en misa antes o ahora, no sé, se decían un montón de Santos y siempre después del nombre, todos decían "ruega por nosotros" creando una especie de soniquete, que hacía más ameno todo aquello. Yo he descubierto que es una de las formas que más me gustan para leer y escuchar, Sabina también lo hace mucho.

El caso, es que mañana me piro y os dejo sin Corra durante casi un mes, así que me he dicho voy a hacer mi letanía, pero especial. Porque como habréis ido viendo por el blog, me encanta hacer cosas sin que nadie me mire así que:

Si nadie me ve, me pongo delante del espejo y sigo viendo mi parecido a Mcgyver.
Si nadie me ve, me gusta que Atleti empate a uno, en el último minuto y contra el colista.
Si nadie me ve, preparó discursos por si alguna vez me dan el Goya o cae algo en Medina del Campo.
Si nadie me ve, repaso historias para añadirles un detalle falto, que nadie notará y del que me reiré cuando oiga a otro contarlo.
Si nadie me ve, imito los andares del melenudo de Melrose Place y cuando veo que no me salen, imitó los de Cheandler que si que me salen.
Si nadie me ve, elijó dos personas que no se conozcan e imagino una situación rocanbolesca en la que se conocen.
Si nadie me ve, sueño con lo último que he visto antes de acostarme.
Si nadie me ve, me enfado mucho, si alguien me habla cuando escribo.
Si nadie me ve, busco durante cuarenta minutos algo que ver mientras me hecho mi siesta de cinco minutos.
Si nadie me ve, me cabrea pensar que un francés ya hizo una película de un hombre que se enamora de las peluqueras.
Si nadie me ve, lo paso fatal al salir de un centro comercial con una mochila, porque aunque nunca he robado, tengo miedo de que suene el pita.
Si nadie me ve, pienso argumentos de peso por sí alguien me pregunta alguna vez " ¿Por qué escribes con faltas de ortografía?
Si nadie me ve, miro el correo diez veces en una hora, por si llega algo.
Si nadie me ve, evito hacer cualquier llamada. El teléfono es un invento odioso.
Si nadie me ve, guardo en una estantería los libros que no son mios y debería devolver, pero solo debería.
Si nadie me ve, veo otra vez "Atrapado en el tiempo" y sigo pensando que eso tendría que ser una serie.
Si nadie me ve, aseguro que "Te voy a querer como en las canciones de los Camela" es lo mejor que se ha escrito en este idioma, le pese a quien le pese.
Si nadie me ve, busco ofertas de vuelo sabiendo que no tengo un duro y que nadie quiere viajar conmigo.
Si nadie me ve, bajo a la FNAC de Leganés y solo me llevo un billete de diez, para no volverme loco comprando.
Si nadie me ve, me encabezono con conseguir un libro imposible, lo busco, lo rastreo, lo encuentro y luego no lo leo.
Si nadie me ve, prefiero a los Beatles que a los Stones, que últimamente que esta mal visto.
Si nadie me ve, termino con esto, porque mi hermano no sabe hacerse la cena y no me deja escribir en silencio.


Bueno público, muchas gracias por seguirme y hasta Agosto.






lunes, 7 de julio de 2008

Capitulo 4 "En la azotea hay registro"

Siento esta desactualización total de mi blog, pero ando metido en mil fregaos y no me da tiempo a nada. Y eso que el viernes desaparezco y me quedo fuera de la era digital por veinte dias.

Dios no me da tiempo a tantas cosas.

Bueno, al menos he podido transcribir el cuarto capitulo, que llevaba mucho tiempo en mi cabeza

http://enlasazoteas.blogspot.com
/

Que lo disfruteis.

jueves, 3 de julio de 2008

¿Quien es M?

Pese al día depresivo que llevo, buceando por internet he resuelto una pregunta que llevaba años conmigo y tengo que compartirlo con alguien.

¿Quien es M?

Para quien no la conozca, M es una de mis canciones favoritas. Si algun día trabajara en la tienda de Rob, le diría que esta es una de las cinco canciones que me llevaría a una isla desierta. ¿Por qué? A parte de porque es una canción cojonuda, tiene esa cosa que tienen algunas canciones que parece que estan contando tu historia. En este caso siempre pienso en las mujeres que han pasado por mi vida y ya no están; o sea todas las M que "cojieron la puerta y sonríeron". Pero durante todos estos años me he preguntado ¿Quien sería M para Los piratas? ¿Quien sería la mujer que les dejo así? Hoy he encontrado la respuesta, pero antes volver a escuchar la canción una vez más, haber si sois más avispados que yo:


video


Ahora, decirme ¿Quien es M? Sí, un antiguo amor. Sí, Sí la exnovia malvada, etc, etc... Pues no, esta no es otra estupida canción de amor, bueno sí, pero no de ese. La M no es ni Maria, ni Matilde, ni nada, la M es de Madre. Si escuchais con atención es la canción de un hijo a su madre. Muy tierna y muy expresiva. Todo un ayazgo.

Es curioso pensar que aunque sepa el sentido de la canción, para mí seguira significando lo mismo que antes, mujeres que se marchan porque "así estaré mejor".

Eso me hace pensar que quiza los derechos de autor no sean del todo justos, porque tienen que cobrar dinero Los piratas por M, si a mi lo que realmente me emociona de la canción es recordar a I. : una chica que llego a gustarme tanto que me aprendí la discografía entera Los piratas, solo para poder ir con ella a un concierto y no quedar como un idiota.

Bueno creo que ya me estoy rayando. Solo quería compartir este descubrimiento con vosotros. Que lo disfruteis.

P.D: Con I. quede como un idiota antes de tiempo y ni siquiera pude ir con ella al concierto. Cosa de la que me arrepiento profundamente, porque aquel fue el último concierto de Los piratas.

La depresión del guionista de fondo

La primera vez que recuerdo crear una historia, fue en mi cama. Yo dormía de cara a la pared, me acostumbré en invierno, cuando mi abuela venía a casa y mi hermano tenía que dormir en la cama de al lado. Él siempre se quedaba leyendo hasta tarde, así que yo para evitar la luz, ponía la cara cerca de la pared. La pared era blanca y gracias a dios, de gotelé.

Me encantaba dormirme mirando aquellas formas extrañas, cada una de su padre y de su madre. Para mí era como ir al Prado todas las noches, no lo entendía, pero me relajaba. Hasta que un día, por fin, tomaron forma. Dejaron de ser simples gotas saliendo de la pared para convertirse en animales, continentes, coches, etc.

Entonces no sé cuando, decidí que cada noche iba a concentrarme solo en una. Iba a mirar esa figura abstracta y pensar en que era, hasta que se me cerraran los ojos. Ahí empencé a contar mis historias, porque aquellas gotas en la pared dejaron de simples figuras quietas, para ser un hombre que camina bajo la lluvia con un maletin y un paraguas roto, que se niega a tirar porque fue un regalo de su tia abuela, que antes de morir le dijo; eras tan distinto del resto, como un paraguas que dejar pasar el agua o para ser aquel sombrero con patas, que caminaba por las noches buscando a su dueño, que perdió en una mañana de viento y lluvía hace treinta años o para ser la rosquilla más perfecta del mundo, tan perfecta que esta guardada en un vitrina en el museo de Brighton, aunque nadie sabe que es una falsificación porque la verdadera rosquilla más perfecta del mundo está siendo azucarada en una casa sin luz del barrio pobre de Buenos Aires.

Todo esto que acabo de contar lo he hecho volviendo a mirar las gotas de la pared de mi cuarto.

Porque este recital, de manchas e historias, porque necesito reafirmarme en que se contar historias. Acabo de ver el montaje definitivo del corto final de Escuela y he estado cinco minutos sentado frente a la pantalla, bordeando la lagrimita. Lo que he visto no tenía nada que ver con lo que yo quería que fuera ese corto y entonces me ha dado por pensar, quizá no deje suficientemente marcado el tono en guión, quizá al personaje principal le di demasiada fuerza, tanta que se ha comido al actor, quizá debería haber hecho otra cosa, quizá debería dedicarme a otra cosa... Y entonces he tenido un momento lucido y me he dicho, porque empezaste a contar historias, para saber que había detras de las manchas de tu pared. Ahora es lo mismo, solo que la pared es mucho más grande.

Siento el mal rollo, pero tengo una depresión total y más esperando la llamada de mi coguionista. Espero no crear otro post de mal rollo entre ecamianos.



P.D: Ya he vuelto a Madrid, que la verdad para las noticias que me están dando, me podía haber quedado en las gargantas de la Vera todo el verano.

martes, 1 de julio de 2008

Enric siempre tiene razón II

"Nuestra historia, individual y colectiva, no puede explicarse sin el fútbol"

Vuelvo otra vez a hablar de futbol, que quereis, es la primera vez que el futbol me da una alegria.

Acabo de leer en el blog de mi hermano un bonito post sobre futbol. Él siempre dice que tiene grandes ideas, pero que no sabe escribirlas, quiza tenga razón o quiza solo le falte saber que escribir y contar un chiste consiste en lo mismo. El caso es que ha escrito su breve historia del futbol. El futbol explicado a través de su vida, o al reves.

Sin duda, sería una idea que le hubiera copiado para este blog, pero alguien se nos adelantó hace mucho tiempo. Nick Hornby termino de escribir "Fiebre en las gradas" poco tiempo antes de que un boleon de cuarenta metros cayera sobre la porteria de su Arsenal en la final de Paris. Quizá si hubiera sabido que aquella historia se iba a producir, hubiera esperado un año más para publicarlo. Pero ya tenía quinientas paginas de la autobiagrafía más extraña que alguien pueda leer si no le gusta el futbol. La historia de un escritor pegado a un equipo de futbol marrullero, cansino y sin esperanza. Hornby se desquita contando con pelos y señales y huyendo de la ficción, cada uno de los partidos de su vida.

Sin duda, ese el libro que siempre he querido escribir, que no leer. No creo que Hornby haya disfrutado más escribiendo que al transcribir todas sus recuerdos a ese libro. Yo creo que voy por el mismo camino. Es una enfermedad, lo sé, pero bendita enfermedad.

El domingo en Colon disfrute como un enano. Yo soy del atleti, pero nunca he llorado tanto como viendo a España en los mundiales. Por eso el domingo no podía dejar de pensar que Hornby debería haber nacido en España y haber contado aquello. No sé, quiza me de por escribir ese libro algun día. Lo llamaré "Cuarto y Final"