jueves, 11 de septiembre de 2008

La segunda muerte de la hija de Descartes

Descarte es el hombre racional por excelencia, por eso dejo una de las historias irracionales más bellas.

Francine fue la única hija de Descartes, hija ilegitima que tuvo con una criada. Descartes decidió no casarse con la criada, pero quedarse con la niña. Durante cinco años la educo y cuidó hasta que Francine enferma y muere el 7 de septiembre.

Descartes entra en una fuerte depresión de la que no consigue salir. Así que le pide a un relojero amigo una muñeca con el aspecto de su hija. El relojero la construye y, gracias a sus conocimientos, consigue que la muñeca sea capaz de levantarse y moverse. Nace uno de los primero autómatas con forma humana.

Cuando se recupera, recorre Europa haciendo gala de su trabajo en las Cortes más importantes del viejo continente, pero siempre acompañado de su baúl cerrado, que solo abre en la intimidad para ver a su hija mecánica.

En uno de sus viajes, el capitán del barco que navegaba por el mar de Holanda, no pudo contener la curiosidad y entró en el camarote de Descartes a hurtadillas. Consiguió forzar el candado y abrir el baúl. Al ver la muñeca se extraño sobremanera, pero lo hizo mucho más al comprobar que era capaz de moverse por si sola. Raudo, salió a cubierta y arrojo la muñeca por la borda. Así fue como ocurrió la segunda muerte de la hija de Descartes.


Alguien me puede decir ¿Por qué me gusta tanto esta historia?

4 comentarios:

Chechu dijo...

Cuando yo leo historias de estas empiezo a preguntarme que pasaia por la cabeza de los protagonistas.
Porque tiraría el marinero la muñeca al mar?
no era nada peligroso aparentemente,porque no se lo enseñó a nadie??
Porque Descartes puntualiza que estaban en el Holanda??el le veria alguna relacion??
Yo creo que es por esto por lo que a mi me gustan tanto las historias como esta,porque de ella puedo crear 100 mas
Un abrazo muy fuerte Corra

Mis muñecos de trapo dijo...

La ignorancia y el miedo a lo desconocido -sobre todo en aquella época inquisitoria- hace que las personas realinen de esta manera, tirando la muñeca por la borda.
Pero contradictorio es también que un hombre -inteligente- que se cuestiona todo, y que proclama que no existe una verdad absoluta, pueda sustituir a un ser humano -amado- como su Francine por un muñeco.
En fin...que no somos nadie para juzgar las acciones de los demás.
jacaranda

ahuichole dijo...

Descartes no distinigúia entre un autómata y un ser humano. Por eso la muñeca. No tiene nada que ver con la inteligencia de Descartes.

Confróntese sus Meditaciones metafísicas, Discurso del método, principalmente.

Saludos

Anónimo dijo...

Dicen que después de este incidente, Descartes mató al capitán y lo tiró por la borda. Debió ser para él algo terrible, tanto la muerte de su hija como la de su "segunda hija".